como-sobrevivir-a-un-mal-dia

Si, lo sé, En ocasiones puedes estar más de bajón, incluso a mi me pasa, y es que por muy positiva que seas, no puedes evitar tener un mal día. A veces, puede darse de forma aislada, otras, aparece de repente, frente a ti y se junta con otros días regulares que hacen que todo tu positivismo se tambalee.

Si estás pasando por un momento así, ¡No desesperes! ¡No te agobies!

Todas pasamos por momentos con un mayor nivel de estrés que además de agobiarnos, hace que nuestra mente e incluso nuestro cuerpo se resienta. Y por tener un día (o varios) en los que te sientas más abatida, no tienes que mandar al garete todo el positivismo que hay en ti.

Por ello, hoy quiero mostrarte las causas que se pueden ligar a un mal día y regalarte una serie de claves para superarlo, junto con la aportación de diez expertas en la materia que nos ayudarán a ver con otra perspectiva esta situación. ¿Empezamos?

Pero antes de empezar, te quiero hacer una pregunta:

¿Qué es tener un mal día?

Cuando tenemos un día malo, a veces lo vemos todo negro o de color azul oscuro, y de lo que no nos tiene que caber duda es que hay algo que nos ha afectado de forma diferente al resto.

Nos podemos sentir abatidos, tristes, y sin ganas de nada. Sólo de quedarnos en la cama.

E incluso podemos tener un día rojo, como Holly, el personaje de Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes:

—¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?

—¿Color rojo? Querrá decir negro.

—No, se puede tener un día negro porque una engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. ¿Le ha ocurrido a usted alguna vez?

— Sí.

— Pero cuando me pasa lo único que me va bien es coger un taxi e irme a Tiffany´s. Me calma en seguida la tranquilidad y el aspecto lujoso que tiene. Nada malo podría ocurrirme allí. Si pudiera hallar algún sitio en el que me encontrara con ese sosiego que se respira en Tiffany´s…

Cuando nos sentimos como en esta descripción que realiza Holly, tenemos que sentarnos con nosotras mismas y evaluar qué es lo que está pasando, para que ese día rojo no se convierta en algo más… Y para ello, debes conocer qué es lo que hace que tengas un mal día.

 

 

¿Qué es lo que se achaca a un día malo?

Podemos justificar pasar por un momento más oscuro a multitud de sentimientos o acontecimientos que pueden surgir en tu vida. Alguno de los más comunes son los siguientes:

  • Estrés: ya sea por carga laboral o una situación personal que se desborda, un día con más estrés de lo normal puede hacerte sentir peor.
  • Ansiedad: si padeces ansiedad, será más frecuente que te topes con días malos…
  • Debilidad: cuando te sientes débil, es más probable que tu día no sea el mejor de todos.
  • Dolor: si te duele la cabeza o en las articulaciones, tu día puede torcerse.
  • Situación conflictiva: si te ves envuelto en una situación conflictiva, te topas con una discusión o tienes que tomar una decisión difícil en el ámbito laboral o personal es probable que tu día no sea para tirar cohetes.
  • Acontecimiento negativo externo: cuando alguien te cuenta algo negativo que ha sucedido en su vida, cuando ves o lees las noticias y te enteras de alguna catástrofe que haya pasado en el mundo, esto puede influir en tu día.

Ahora, ¿Puedes decir que tienes un mal día?

¿Tienes un mal día? ¡Conoce cómo puedes superarlo!

Una vez que sabes cual es la causa, tienes que ponerle solución de manera inmediata. Si hoy es un día de esos, en el que se complica todo de manera inexplicable, descubre las cinco herramientas que te propongo para superarlo y las recomendaciones que diez expertas en positivismo nos traen 😉

5 herramientas para superar un día complicado

Estas cinco herramientas que te propongo en el artículo de hoy son las que más utilizo cuando empiezo a notar que no es mi día.

Control de la respiración.

Si notas que la ansiedad comienza a extenderse por tu cuerpo, o la ira aparece, lo primero que debes hacer es controlar tu respiración. ¿Cómo?

Siéntate en un lugar cómodo e inhala el aire de forma lenta. Cuenta hasta 5 mientras tomas el aire. Descansa un par de segundos y procede a exhalar el aire de forma aun más lenta, contando hasta 10. Continua durante varios minutos tomando el aire de esta manera, verás como poco a poco te sientes más relajada.

Descansar.

A veces, la solución más sencilla y efectiva es ir a descansar. Sí, como lo lees. Tomar un libro e irte a la cama hará que te relajes y el mal día se acabe antes. O simplemente, toma un día de descanso y ¡No hagas nada!

Meditación.

Llegar a la meditación es complicado, pero una vez que lo consigues te ayudará a solventar los días malos. Así que si sientes que ha llegado el momento de tomarte un descanso y desconectar tu mente, puedes buscar algún tutorial en la red o apuntarte a clases de yoga y meditación. ¡Tu mente te lo agradecerá!

Relajamiento.

Hay miles de técnicas de relajación, sólo tienes que descubrir la que más se ajusta a tus necesidades. Entre las que más practico están la jacobson y el tapping, de las que próximamente te hablaré.

Socializar.

Es cierto que muchas veces, cuando tienes un mal día no te apetece ver a nadie pero… ¿Qué sería de esos momentos de desconexión y risas sin tus amigos? Muchas veces, tus amigos son la mejor terapia que hace que los días grises se vuelvan de color. Así que, coge el teléfono y ¡Reúnete con ellos!

¿Las habías probado? ¿Te funcionaron?

No te vayas, aun queda más…

 

10 expertas nos guían para sobrevivir a un mal día

Aida MoraguesAida Moragues

Soy Aida Moragues, psicóloga y coach emocional y de autoestima, creadora de Life Training Emociones y Autoestima, el centro de Inteligencia Emocional online.

Ayudo a las personas a conectar con ellas mismas para que se conozcan, crezcan, se quieran tal y como son y aprendan a gestionar sus emociones para ganar bienestar.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Más que mal día diría momentos malos y sí, los he tenido debido a diferentes cosas. Algunas podrían ser por la constante situación de cambio en la que me veo envuelta, pues no sé cuánto tiempo me voy a quedar viviendo en el país donde estoy y esto me genera inseguridad.

Otras por poner expectativas altas y obtener resultados más pobres. Y todo en conjunto por mi estado emocional. Estas situaciones han generado diferentes emociones en mí, como miedo, tristeza, enfado y sentimientos de inseguridad, resentimiento, inferioridad. A lo mejor suena a fuerte o muy malo, pero no es así, estos estados existen; lo bueno es ser conscientes de ellos y aplicar herramientas para identificarlos, aceptarlos y gestionarlos.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Primero: identificar bien qué me pasa, cómo me siento y qué necesito.

Segundo: practicar la sonrisa; ponerme delante del espejo y sonreírme a la vez que practico la actividad yo soy, esta actividad consiste en nombrar tres cualidades tuyas mientras te miras en el espejo sonriéndote.
“Ejemplo: yo soy abierta, creativa y empática. Todo esto mientras te miras en el espejo y te sonríes. Es bueno practicar antes un rato la sonrisa, aunque al principio no te la creas. El gesto también cambia la emoción”.

Tercero: recuerdo cuáles son las actividades que me ocasionan bienestar al realizarlas, cosas simples (tocar la guitarra, cantar, tomarme una copita de vino tinto, salir a dar un paseo con mi perra, darme un baño) y hago al menos una ese día.

Si tengo uno de esos días o momento, que mis pensamientos se van por lo negativo aplico la técnica STOP. Cuando me doy cuenta que lo que estoy pensando no me ayuda me digo -“Basta, este pensamiento es pensamiento basura“. El primer día cuesta, pero a medida que vas aplicándolo funciona y cada vez es más rápido parar el pensamiento.

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

Que analice bien cómo se siente, qué pensamientos tiene, qué necesita. Que no niegue el sentimiento y que vaya a buscar lo que necesita.

Que reflexione en si lo que le sucede depende de él/ella solucionarlo o no. ¿A qué me refiero? En que piense qué está en sus manos poder hacer para sentirse mejor, que sólo dependa de él/ella mism@.

Que tenga una lista de cosas simples que le generen bienestar y que haga al menos una cada día.

Que tenga en cuenta que la mala racha no es él/ella es sólo una mal época y pasajera. No es su esencia.

 

Alexa Dacieralexa-dacier

Soy Alexa Dacier, fiel predicadora de la actitud positiva. Psicóloga clínica por profesión y amante de la actitud positiva por vocación.

Actualmente tengo un blog en donde desarrollo temas emocionales y de crecimiento personal, Seguimos Alexa Dacier y también me puedes encontrar en Facebook

¿Has tenido un mal día últimamente?

Un día malo muchas veces no depende de nosotros, tenemos que enfrentarnos muchas veces con aquellos días no positivos que nos regala la vida para poner a prueba nuestro grado de optimismo en la vida.

Todos hemos pasado por momentos difíciles o días no positivos.

¿A qué crees que se ha debido?

A veces identificar por qué las cosas nos suelen salir mal no siempre resulta ser una tarea fácil.

Hay momentos gris que vienen para medir nuestro grado de optimismo que decimos tener. Y en ocasiones son cosas que no dependen de notros y por esa razón sentimos que las cosas están mal.

Todo está en la actitud con lo cual enfrentamos los momentos no positivos en nuestras vidas.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

1- Identificar si lo que está pasando depende de mí.
2- Centrarme en las soluciones que puedo aplicar a esta situación negativa.
3- El lado positivo de todo lo que nos pasa: ¿Qué puedo aprender con esto? ¿Cómo puedo lidiar con esta situación sin llegar a la locura?

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

El primer paso para aprender a lidiar con los momentos difíciles es nuestra actitud positiva todos los días de nuestra vida.

Cada persona vivimos de manera personal aquellas cosas que tenemos que enfrentar en la vida.

Mis orientaciones para una situación difícil son:

* ¿Depende de ti esta situación difícil? A veces nos preocupamos demás y muchas veces esas preocupaciones son cosas que no llegan a suceder.
* ¿Puedes tener un aprendizaje positivo esto que estás pasando?
El arte de la gratitud, agradecer es una virtud de las personas optimistas. Las personas optimistas saben lidiar con los momentos difíciles, porque saben aplicar un por qué y para qué a todo lo que le pasa en la vida.
Por ultimo: No te diré que lidiar con los momentos difíciles en la vida sea algo simple. Nuestra actitud y forma de ver la vida es una base fundamental para lidiar con las cosas difíciles.

Los momentos difíciles tiene fecha de caducidad. No lo olvides.

 

Roinmar Durán

roinmar-duranYo soy Roinmar Durán, actualmente y desde hace tres años autora de Aprende&Comparte, blog en el que comparto técnicas de Marketing Digital, SEO, Social Media y Blogging para bloggers.

Sin embargo, en estos momentos estoy en proceso de reinvención, con un nuevo proyecto que pronto verá la luz llamado Roinmar Durán, como ves salgo del escondite y me lanzo con mi marca personal, en este caso como:

 Life Coach. mentora  y consultora de Marketing emocional para mujeres guerreras y emprendedoras y mi lema ¡El momento es Ahora!

El postergar  me ha llevado a estar 3 años trabajando duro, ayudando a otros en sus proyectos de forma altruista (excepto las afiliaciones y trabajos como redactora freelance), agradezco mucho este tiempo de formación y adquisición de experiencia, pero me he dado cuenta que el momento nunca es perfecto, siempre hay algo que nos frena o nos limita ¡nosotros mismos!. Yo he decidido no limitarme más y creo que este es mi momento, pero no por que sea perfecto, si no por que yo lo elijo.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Al menos una vez por semana tengo un mal día, esos días en los que te levantas con el píe izquierdo y parece que todo sale mal, estoy segura que se debe al estrés de acostarme pensando en las tareas pendientes, el haber pasado trabajando hasta altas horas y aún así no haber conseguido terminar todo, he encontrado el origen de mis mañanas y días de mal humor, eso me ha ayudado a reducirlos, aunque a día de hoy siguen existiendo, cada vez son menos y con menos intensidad.

Desde que se que mi días malos se deben principalmente a eso, lo que he hecho es reducir mi lista de tareas a 3, priorizando y dándole importancia a las urgentes, al ser tan sólo tres tareas diarias obligatorias, me estoy poniendo metas realistas que termino al día y si lo hago antes de lo previsto, adelanto parte de las del siguiente día.

El problema esta en que me despisto hasta con una mosca, y hay días que se me tuercen las cosas, que se me presentan tareas adicionales fuera de lo que es mi proyecto, al intentar retomar me cuesta el doble y divago por todo lo que tengo que hacer y por las RRSS, blogs, Información, vamos que ya no me centro ni para atrás y para cuando me doy cuenta, no he cumplido con los objetivos del día…. Al ser consciente que es por mi problema de distracción y que esta en mi mano controlarlo y por tanto, ceñirme a completar mis tareas (después ya divagare) me cabreo conmigo misma y fijo que al día siguiente estoy de morros.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Cuando me levanto con un mal día me cuesta darle la vuelta, bueno cada vez va a mejor. Antes me ofuscaba en las tareas, me encerraba para terminar las del día anterior y las del día actual, pero mi estado de enfado y frustración crea una mala energía que no me permite rendir en condiciones.

Hoy lo que hago es levantarme, irme a desayunar fuera si es posible, volver para limpiar la casa (enciendo inciensos, velas, pongo música), cuando ya he descargado todo esa energía  y consigo sentirme mejor, suele ser después de comer, me pongo con el trabajo y he notado que llevando a cabo estas acciones, en vez de encerrarme desde primera hora en el estudio, rindo mucho mejor.

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

Si estás pasando por una mala racha, donde ves todo oscuro, crees que todo lo que haces o  pasa a tu alrededor es malo, te sientes frustrada, triste…lo primero que hay que hacer es aceptar esa situación tal y como es, son “cosas que pasan”, son etapas y todos, hasta los más afortunados, pasan por malas rachas, piensa que dentro de unos días o un mes, estarás pensando “que tonta fui de haberme aferrado a lo negativo en vez de tomar acción y sacar lo bueno de la situación, si hubiese sabido esto antes”.

Todo pasa, todo lo que empieza tiene su fin y sólo tu decides si una mala situación tiene cabida para mucho o poco tiempo en tu vida. Creo que tras la aceptación hay que permitirse ser sincera con uno mismo y los demás, si estas asustada, si estas triste, si estas decepcionada, estresada, angustiada o si lo que tienes es rabia ¡dilo! y no te lo calles, se creará un bolo en el estomago que tarde o temprano volverá a brotar, llora, grita, enfadate y haz lo que tengas que hacer, pero afronta lo que pasa, acepta y suéltalo, es decir, deja ir esos sentimientos.

Sinceramente creo que toda situación por muy negra que la veamos, tiene un punto de luz y cuanto más te acercas más grande se hace y más desaparece la oscuridad; todo es cuestión de actitud y de como se decida afrontar las situaciones, pregúntate ¿Qué puedo sacar bueno de todo esto? ¿Qué aprendizaje me deja? ¿es el fin del mundo o me queda una hermosa vida por vivir? ¿Me vale la pena estancarse aquí o pasar página y vivir?

No te aferres a algo que te esta haciendo mal, alejate y eso te permitirá ver las cosas con una mayor y mejor  perspectiva.

 

Cristina Pirizcristina-piriz

Soy Cristina, mentora de salud natural y transformación personal. Mi misión es promover la salud integral desde una perspectiva naturista basada en la prevención, y ofrecer soluciones y remedios naturales ante los problemas que  pueden ocurrir. Me estoy formando como técnica en naturopatía y en mi blog Taller de Salud comparto lo que voy aprendiendo con la intención de ayudar a muchas otras personas.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Hace poco tuve uno de esos días en que parece que todo sale mal. Recibes una noticia no muy agradable, luego algún conocido entra en conversaciones y temas contigo que te hacen enfadar y para colmo… se te bloquea el Ipad, tienes que reiniciarlo y como no tenias copia de seguridad lo pierdes todo. ¿Qué te parece?

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Pues le intento quitar toda la importancia que puedo. Saber que todo es temporal es la clave. Al día siguiente te vas a levantar y va a ser un nuevo día. Además sabes que no puedes hacer de cada cosa un mundo, que al final las cosas importantes son otras, y debes agradacer lo que sí va bien en tu vida. Otra técnica que aplico, medio en broma medio en serio, es la de culpar a los astros, me digo que hay una pequeña confabulación estelar volviéndonos a todos locos y que no estoy sola 🙂

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

Que piense que todo es temporal. Que nada está aquí para quedarse eternamente, ni lo bueno ni lo malo. Que revise su actitud, sus creencias, sus ideales. Que se enfoque en la solución de problemas que están en su mano y deje ir y fluir los que no lo están. Que se libere de pensamientos tóxicos que puedes estar contribuyendo a atrater una vida desastrosa: ira, resentimiento, envidia, apegos innecesarios, etc.

Y que busque una actividad que la haga desconectar de verdad, que la haga fluir: pintar, escribir, leer, montar puzzles… lo que sea, y que dedique un ratito a ello cada día.

 

Iratxe Bolaños

iratxe-bolanosSoy Iratxe Bolaños, de Capacidad Positiva:  psicóloga, coach, formadora, entusiasta, decidida y honesta. La psicología y las emociones son mi vocación. No me veo haciendo otra cosa y no entiendo mi trabajo sin entenderlo que siente el otro. Durante mi vida, he aprendido que mi medio natural es el cambio, y después de haber vivido en Italia, Inglaterra y diferentes provincias de España, he decidido vivir en un pueblo de Soria de 20 habitantes. Imagínate lo que ha supuesto esta andadura… Tomar decisiones muy a menudo y ser feliz con ellas.

¿Has tenido un mal día últimamente? 

¿Uno? Ha habido unos cuantos, y muchos muy buenos también.

¿A qué crees que se ha debido? 

En muchos casos a causas externas, pero ha habido días que mi actitud no ha sido la mejor. Es más, ha habido días muy muy malos, pero los he llevado genial.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día? 

Lo primero, darme cuenta… En cuanto soy consciente de que voy cabreada o sin ganas, ya me sale el ser consciente. Me lo he trabajado mucho y no sería sincera si no dijera que me ha costado. Entonces, sin más… Música: “Don´t stop me now de Queen”“Dress for success” de Roxette, o “Mueve tus caderas” de Burning. Tengo un cd en el coche y la lista de spotify en casa y me la pongo… Y a cantar y bailar como una loca. Todo cambia.

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha? 

Que llore y patalee. Que se enfade, que se permita tener esa mala rachaPero luego, adelante.

Ser consciente de que es sólo una mala racha. Que pasará y que no es lo único que va a vivir. Que desdramatice pero cuando esté tranquila.

 

Lola Lemans

lolalemansSoy Lola Lemans, apasionada defensora de nuestro derecho al exquisito autocuidado. Mi misión es incitar a las mujeres para que se den el permiso de ponerse primeras en su lista de prioridades. Porque no es egoísta, es necesario para mostrarnos a los demás en nuestra mejor versión. Desde mi blog Más Placer, Menos Dieta inspiro a mujeres con sobrepeso a comer sano y moverse por amor a su cuerpo, en vez de deprivarlo o torturarlo para cambiar su aspecto.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Mi último mal día fue, paradójicamente, un viernes, que es normalmente mi día preferido de la semana. Comencé molesta por la mañana, y a medida que iban pasando las horas, me fui irritando más y más. Llegué a comportarme como una verdadera bruja con mis colegas, y me quedé trabajando hasta tarde porque cada pequeño inconveniente lo percibí como un problema gigante que requería de toda mi atención.

Retrospectivamente me doy cuenta de que todo comenzó la noche anterior porque me fui a dormir demasiado tarde, por la mañana tuve que apurarme para llevar a mi hijo al cole y así fue que me salteé el desayuno. Cuando llegó la hora de comer estaba tan hambrienta que compré lo primero que vi en la gasolinera: un sandwich de mala calidad. Mal dormida y mal comida, como los niños pequeños cuando se ponen fastidiosos, ¡así estuve todo el día!

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Mi ejercicio preferido para cambiar el humor es sacudirme para soltar la negatividad: pies, piernas, brazos, manos, hombros, cabeza, trasero… como si fuera un perro mojado que se sacude el agua. Escuchando música movida, me parece muy divertido, ¡y resulta! Cuando estoy en la oficina lo hago en el baño para que nadie me vea.

También dar una caminata al aire libre, aunque sea por 10 minutos, escuchando música relajante y respirando muy honda y pausadamente.

Y beber agua, mucha agua, siempre me refresca la mente.

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

Cuidarse a sí misma. Abandonar la tele y el Facebook por la noche para ir a dormir una hora más temprano con un buen libro. Así levantarse una hora más temprano por la mañana, para hacer las cosas con tiempo y calma. Aprender a decir “no”, no recargarse de tareas y responsabilidades, darse espacio, priorizar. Por sobre todo priorizarse, poner su propio bienestar en la agenda: caminatas, masajes, baños de inmersión, reuniones con las amigas, pasatiempos, descanso.

Las mujeres tenemos tendencia de cuidar demasiado de los demás, y poco de nosotras mismas. Somos como un coche al que no se le da mantenimiento, se va averiando hasta que se queda sin combustible y ya no funciona. Así es llegamos a no dar más, y cualquier eventualidad se vuelve “la gota que rebalsa el vaso”, y llegamos a reaccionar exageradamente ante nimiedades.

Cuidar de nosotras mismas es como reparar el vehículo, reponer el combustible, entonces más tranquilas podemos poner las cosas en perspectiva y reaccionar adecuadamente a lo que se nos presente.

 

Paloma Hornos

paloma-hornosDirijo el gabinete de coaching emocional GESTIÓN EMOCIONAL, en el que enseñamos a las personas herramientas para gestionar sus emociones, combatir la ansiedad y el estrés, fortalecer su autoestima.. trabajamos para enseñarte el modo de mejorar en general tu vida y sobre todo tomar mejores decisiones. Nuestro lema es “Decide TÚ, no permitas que sean tus emociones quienes dirijan tu vida”

Soy Técnico superior en Naturopatía y Terapias Complementarias,  miembro de la Asociación Profesional Española de Bioterapia; Terapeuta de Reiki y  de Técnicas Energeticas, miembro de la Asociación Nacional de Terapeutas en Técnicas de Libertad Emocional; miembro profesional y asesora técnica de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades (AESAC); hipnoterapeuta y formadora de Inteligencia Emocional, Coaching Emocional, Expresión Corporal,  Mindfulness, Yoga infanto-juvenil y Neurodanza; creadora del Método LoosEStresS© para la gestión del estrés.

Escritora y articulista para diversos medios en España y Latinoamérica, imparte cursos y seminarios de desarrollo personal como vía de superación, trabajando las emociones en libertad.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

¿Y quién no tiene días “torcidos”? A todos nos pasan cosas cada día, la diferencia radica en cómo me lo tomo yo. Mi estado emocional define cómo percibo los hechos que me ocurren y a las personas que me rodean.

Permiteme explicarme con un ejemplo: vas conduciendo tranquilamente tu coche y el vehiculo que va detrás te pita. Según y como tú te encuentres ese día, según sea tu estado emocional, pensarás “¡Caray.. que prisas lleva este!”, te haces un lado y le dejas pasar o, por el contrario, te pondrás hecha un basilisco, le plantarás cara y empezarás a acordarte de toda su parentela. ¿Donde está la diferencia? en COMO TU te estés SINTIENDO cuando te tocaron el claxon.

Fíjate en que formas más distintas de vivir el mismo hecho: en el primer caso no pasaría de una anécdota, en el segundo probablemente te deje un mal sabor de boca, es decir, “cabreadísima”, para el resto del dia.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Sin duda mi estado de ánimo influye en cómo percibo lo que me rodea y lo que me pasa, pero ese mecanismo lo podemos invertir y por tanto decidir cómo quiero tomarme las cosas para influir en mi estado de ánimo; es decir: PÍNTATE UNA SONRISA.

Los músculos faciales que intervienen en esbozar una sonrisa activan áreas de nuestro cerebro que segregan la hormona de la felicidad, así que aunque sea forzada, sonríeCon tu sonrisa, aunque sea forzada, saldrás a la calle y tu sonrisa se verá recompensada con sonrisas que te devuelvan quienes se crucen contigo. Esas sonrisas, que si serán sinceras, retroalimentarán tus propias ganas de sonreír, y tu día empezará a ser luminoso. ¡Que forma más sencilla y más agradable de arreglar un día!

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

No soy muy amiga de consejos, me gusta más proporcionar herramientas que faciliten la vida. Existe un ejercicio que yo recomiendo a todos mis clientes y que te invito a practicar:

Coge un espejo de mano, idealmente uno en el que veas tan solo tu cara, y cada mañana, antes de iniciar tu día o cuando veas que empiezas a flaquear o tu mundo empieza a “torcerse”, mírate a los ojos y dite lo valiosa , lo valiente y lo especial que eres; esa mujer que esta en frente de ti, esa imagen del espejo, necesita oír que todo va a ir bien, y lo necesita oír de ti misma. Díselo y regálale una sonrisa segura.

 

Cristina Carasusáncristina-carasusan

Mi nombre es Cristina Carasusán, una inquieta del aprendizaje, del crecimiento personal y de los procesos de cambio.

Acompaño a las personas en mejorar su relación con la comida, desde el aprendizaje, el cambio de hábitos y el auto-conocimiento y no desde la dieta restrictiva. Me puedes encontrar en EmoAlimentación.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Justo la semana pasada tuve un día de esos que dices “hoy mejor no haberme levantado de la cama”. Se debió al cúmulo que llevaba de noches sin apenas dormir y largos días de mucho trabajo además de compromisos familiares.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

En cuanto reconozco que no estoy teniendo un buen día, los primeros minutos me enfada. Así que me permito sentir ese enfado, pero unos minutos, no anclarme en él. Al permitírmelo y aceptarlo ya mi mente está más abierta a hacer algo para cambiar el estado.

La herramientas que a mi me van genial son:

  • Darme un baño con música relajante, velas, sales…
  • Dar un paseo a un parque que tengo cerca de casa en el que parece que no estoy en la ciudad y aprovecho para practicar Mindfulness.
  • Leer un libro.
  • Quedar con alguien para tomar un té.
¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

A que acepte que no pasa nada, todo el mundo tenemos días buenos y días malos, resistirse a ello aún puede causar más enfado o frustración.

Le aconsejaría que al final del día hiciera una reflexión y apuntara en una libreta todas las cosas buenas que ha pasado a lo largo del día. Por que no nos olvidemos que también suceden cosas buenas y bonitas.

Por ejemplo: hoy cedí el asiento a una señora mayor en el bus y esta al sonreírme me sentí bien; mi hijo me ha dado un abrazo; me han felicitado en el trabajo; he ayudado a una amiga… Seguro que algo bonito ha tenido tu día.

 

Maysol Martyn

marisol-martinHola, soy Marysol Martyn, maestra de formación, artista de vocación, curvy de constitución, curiosa de nacimiento y blogguer desde hace tres años para rematar en Detrás del mapamundi.

En mi actual proyecto quiero poner mi granito de arena para concienciar en la medida de lo posible de una belleza diversa, pero haciendo más hincapié en las curvybellas y curvybellos, por entenderl@s y vivirlo yo en carnes propias.

Mi ayuda se centrará en escuchar, entender y arropar a todos los que no encuentran la aceptación suficiente para vivirlo plenamente y ser felices, creando contenido valioso y útil. Propio y de colaboradores.

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Pues si, si que suelo tener malos días. Las causas pueden ser diversas:

A veces son pequeñas cositas no muy trascendentes que se “tuercen” o no salen según lo previsto, y aleatoriamente  como dice el refrán “Dios las cría y ellas se juntan” y entonces forman una montaña, que te aturrulla, te quita la ilusión y las energías.

Otras veces las causas son económicas, relacionadas con la gente que te rodea, con la salud, y te meten en una espiral de impotencia.

Pero siempre en ambos casos encuentro una característica común, que son las expectativas por lo general favorecedoras, que inconscientemente asociamos a todo,

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Una de las herramientas que utilizo siempre que tengo mal día, es la Música y la respiración.

En cuanto encuentro la ocasión, escojo la que me haga sentir mejor, ajustándome a ese estado de ánimo ( no tratando de camuflarlo) si estoy triste, una con la que perciba consuelo, si estoy con ansiedad una que me calme, y si siento enfado una que me descargue emocionalmente….

Mientras las voy escuchando me voy concentrando en respirar profundo y conectar conmigo mismapensando y relativizando emociones y acontecimientos. 

Da igual quedo esté con los auriculares, haciendo cosas o sentada en el sofá. La cosa es abstraerse.

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

Si hay alguien que esté pasando una mala racha mi consejo (a modo individual o personal, porque no siempre tenemos con quien desahogarnos a mano) es un poco figurativo. Es lo que yo hago y me funciona bastante bien.

Tratar de transcender de uno mismo, y de visualizar todo como si estuviésemos fuera del planeta, imaginándonos donde quedaríamos nosotros y nuestras circunstancias.

De este modo yo consigo dos cosas.

* Por un lado siento el grandioso poder de mi existencia en si misma, por el solo hecho de poderlo vivir, contemplar y meditar.

* A la vez que siento la inmensidad de mi pequeñez, y de prácticamente todo lo que mi vista y vida abarcan a diario.

No puedo detener, ni acelerar nada, todo sigue en movimiento, cambiando a cada segundo, y yo solo tendré control sobre mi. Nada más.

Yo seré la que decida esperar que las aguas vuelvan a su cauce;

  • proactiva, sin perder el sentido del humor y calmada o
  • estancada, amargada y medio histérica.

Bueno, espero que os pueda ayudar, quizá resulte un poco raro al principio pero luego es una cosa automática, y llega un momento en que directamente ni te planteas toda esta historia, cada vez te ofuscas menos con la vida.

 

Marta Baños

marta-banosSoy Marta Baños, Técnico en Educación Física, Instructora de Musculación y Fitness, Bailarina, Fan de las Artes Marciales y de las nuevas Técnicas de salud, Cuerpo-Mente y Rehabilitación. Mi  blog Bienestar en casa, esta creado para ti Mujer dentro de cualquier etapa en la que te encuentres,  para  ayudarte a mejorar tu calidad de vida, hacer que tu cuerpo y mente, se transformen en uno, que descubras que eres capaz de todo lo que te propongas de forma fácil, amena y que puedas aplicarlo en tu día a día. ¡¡¡Me voy a colar en tu casa!!!

¿Has tenido un mal día últimamente? ¿A qué crees que se ha debido?

Si te soy sincera he tenido un mal día no hace mucho, es difícil expresar el motivo o porque una se levanta con un pensamiento poco positivo, la realidad es que no siempre estamos con la energía al cien por cien, y casi siempre lo externo nos puede afectar de manera diferente, según esté nuestro estado de ánimo.

Todo nos puede influir, dormir mal, comer mal, el estrés que nos imponemos muchas veces nosotros mismos, pero te voy a contar, en mi caso, estoy empezando a toma otra dirección en mi vida, surgen tantas dudas que no siempre eres consciente de la fuerza que podemos tener cuando realmente queremos algo, eso te puede dar inseguridad, y esa inseguridad nos pone patas arriba la cabeza, todo el tiempo que dedicas a tomar esa decisión, todo ese esfuerzo te crea la duda y si dudas mal vas. Eso sí, de una cosa estoy segura de que todo pasa por algo, y si la vida te lleva por ese camino no lo dejes, te ira bien y conseguirás tu propósito.

Este mal día puede ser debido a la cantidad de errores que cometes hasta que consigues hacerlo como realmente tú quieres y eres. A querer hacerlo bien, porque sabes en el fondo, que puedes y debes por el objetivo que te has marcado, que en mi caso es ayudar a que las personas se cuiden, se dediquen tiempo para ellos, porque se puede y porque que se debe, el ser perfeccionista tiene sus cosas buenas y no tan buenas, esos malos momentos intento que duren lo menos posible para centrarme en lo que realmente importa, estar bien, seguir adelante y no perder el norte.

¿Qué herramientas utilizas para elevar tu estado de ánimo cuando tienes un mal día?

Para elevar mi ánimo, lo que más me gusta, escucho música alegre, que me haga mover el cuerpo, bailo, canto, salgo a pasear con mi perra Tara, hablo con alguien que sé que me va a dar un buen consejo, desconecto un poco del trabajo, mi hijo y solo me centro en mí. A la vuelta de ese paseo, ese baile o de una buena conversación, mi ánimo y energía vuelven a estar al máximo, es el momento de volver a continuar mi camino y dar lo mejor de mí. Te puedo asegurar que funciona. Mi sonrisa lo dice todo, la tranquilidad que trasmito, me siento bien conmigo misma porque he aprendido a conocerme y a cuidarme. Eso es mi trabajo cuidar de mí, para dar lo mejor que tengo, mi fuerza, mi alegría, mis conocimientos y mi persona.

¿Qué aconsejarías a una persona que está pasando por una mala racha?

Mi consejo es que pare, que mire a su alrededor, que escriba o piense cual es el motivo y que lo ha generado, si está pasando siempre hay un motivo, ahí debe descubrir si hay una luz que deba seguir, que se deje guiar por el instinto, en el fondo muchas veces sabemos lo que va a ocurrir, pero entiendo que da vértigo, si en esos momentos no hay solución no luches contra ello, sigue adelante con lo que si lo tiene, te puedo asegurar que en algún momento esa solución vendrá, pero habrá avanzado, aprendido, te habrás hecho mucho más fuerte, segura, te sentirás orgullosa, evidentemente no va a ser fácil, pero puedes hacerlo porque la vida te ha llevado hasta ahí por algo.

Sonríe eres única y especial. No lo dudo.

 

Por último, quiero dar las gracias a las chicas por su participación en este artículo. Ha sido todo un honor poder contar con vosotras 😉 Y para terminar, te dejo con mi consejo final:

Siéntate, evalúa lo que ha sucedido y pon solución de manera inmediata a ese mal día con cualquiera de las técnicas que te hemos comentado. ¡Todas son válidas y efectivas! Sólo tienes que dar con la que más se ajuste a tu forma de ser y trabajar con tu interior.

Y tu, ¿Has utilizado alguna de las herramientas que las chicas mencionan? ¿Cuál se ajusta más a tus necesidades?

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: