Cuando te ronda la idea de montar tu propio negocio, debes preguntarte primero, ¿para qué quieres emprender online?

Conocer la realidad que existe en torno al emprendimiento previamente es esencial, sobre todo si nunca antes has montado un negocio.

Por ese motivo, antes de lanzarte a la aventura o emplear tiempo y dinero en algo en lo que no estás 100% segura, sigue leyendo.

 

para qué quieres emprender online

¿Qué es un negocio online?

Trabajar online es algo totalmente nuevo. Apenas hemos comenzado a utilizar las herramientas que nos ha proporcionado la revolución tecnológica en el ámbito laboral.

Y cómo socióloga especialista en ciencias del trabajo, sé que el futuro estará en trabajar desde cualquier parte del mundo, el desarrollo web y poder tener clientela desde cualquier rincón del planeta.

La globalización nos ha otorgado esta nueva forma de trabajar, y si me llegan a decir hace 16 años que iba a influir tanto Internet, las redes sociales y las webs al mundo laboral y la forma de trabajar, no me lo habría creído.

Para empezar, tienes que tener claro que un negocio, sea online u offline, sigue siendo un negocio.

Y al igual que los que puedes encontrar en lugares físicos, los online tienen que tener unas bases, un plan de negocio previo y sobre todo, tienen que ser viables.

¿Qué diferencias existen entre emprender online y offline?

Grábatelo a fuego: lo único que diferencia a un negocio online de uno offline, es el lugar desde dónde trabajas.

Cuando tienes una empresa convencional, tienes una sede física que normalmente tiene unos horarios marcados, y la mayor parte de tu clientela entra al lugar dónde está tu oficina (o no).

Si trabajas desde tu casa o cualquier parte del mundo tendrás un negocio online, y, para no ser esclava de tu negocio deberías marcarte unos límites.

Con esto te quiero decir que si tuvieses que crear tu negocio en un lugar físico, cuando tienes una idea (por mucho que te guste la misma) antes de desarrollarla no te lanzas a trabajar a destajo en ella, ¿verdad?

En este caso, te pararías a pensar en qué es lo que ofreces, cómo lo vas a ofrecer, cómo estará decorado el local, que tipo de clientela quieres, en qué lugar ponerlo… ¿o me equivoco?

Pues igual pasa en el mundo online, ya que tienes que saber bien a quién te diriges, qué ofreces, el diseño de tu web, etc.

A mi me gusta mucho ver las cosas con ejemplos, son más visuales, así que aquí te voy a poner uno.

Ejemplo:

Si quisieses montar un gimnasio, no lo abrirías al lado de uno que hay ya abierto y tiene una clientela estable, ¿no?

Sólo sería viable que se abriese con un elemento 100% diferenciador e innovador (como por ejemplo, con opción a piscina, actividades colectivas totalmente diferentes o que aplique algún estilo de vida diferente).

Al igual pasa si entras a comprar a una tienda de barrio. En algunas ocasiones somos más fieles a la tienda de la esquina que aunque tenga un estilo más bien viejuno la dueña te trata como si fueses de su familia, en vez de en la tienda que es preciosa pero la persona que te atiende es antipática y a veces no sales corriendo por educación, ¿verdad?

Cómo te decía, es absolutamente igual en el mundo de los negocios en línea.

Personalmente pienso que últimamente se están creando emprendimientos online que son calcados unos a otros y parece que se han olvidado que hay que dar un elemento diferenciador, y este no es ni más ni menos que la marca personal.

 

¿Qué es la marca personal?

No es sencillo definirla en unas pocas líneas, por lo que muy pronto te hablaré de la marca personal en un artículo más detalladamente.

Pero para empezar, tienes que saber qué la marca personal es el elemento diferenciador más potente que hay en el mundo online, y resulta que la marca eres tú.

Al igual que la dueña de la tienda de barrio de la que te hablaba en el ejemplo anterior, deberías tratar a tus clientes cómo te gustaría que te tratasen a ti, aunque les veas a través de skype o te compren en línea.

Por ese motivo, muéstrate un poquito más. Da la cara. Sé espontánea y recuerda que tienes que ser transparente, ser tu misma. y sobre todo, ser humilde.

No tengas miedo por lo que los demás puedan decir, tú eres única y exclusiva y por lo tanto, tu negocio también tiene que serlo.

 

Razones para emprender online

Cómo respuesta a la pregunta que te he lanzado al principio del artículo “¿Para qué quieres emprender online?”, sé de sobra que existen muchísimas razones (tantas como peces tiene el mar), y todas son tan válidas como si decides montar un negocio offline. Vamos a ver las principales razones que existen y voy a desgranar las ventajas e inconvenientes que tienen.

Las 5 principales son las siguientes:

Tener un empleo

Hay personas que piensan en emprender cuando son despedidos de su trabajo anterior y tras varios meses de desesperación buscando trabajo en “lo que sea” (incluso quienes no han tenido experiencia laboral anterior) deciden que si no encuentran empleo, se lo crean.

Ya sea reciclando sus conocimientos anteriores o cambiando totalmente de profesión, muchos de estos emprendedores online se lanzan a la aventura ya sea profesionalizando sus hobbys o desarrollando su talento mientras esperan una nueva oportunidad laboral.

Ventajas:

Es una forma totalmente lícita de poder aprovechar los recursos que han obtenido a lo largo de sus años de experiencia y ponerlos a disposición de los demás.

Desventajas:

El problema aparece cuando estas personas siguen manteniendo la misma mentalidad que tenían cuando trabajaban por cuenta ajena. Al final, acaban siendo esclavos de su propio autoempleo, y no disfrutan del emprendimiento en todo su esplendor.

 

Vivir sin jefes

Hay personas que deciden vivir sin jefes tras varios años trabajando por cuenta ajena.

Una mala experiencia laboral e incluso, la quemazón de tener que estar conviviendo con jefes autoritarios hace que haya personas que cuando son despedidas vean su liberación o decidan irse de forma voluntaria de su trabajo.

Este tipo de emprendedores saben qué errores no hay que cometer, y además de desarrollar su talento o profesionalizar sus hobbys, tienen una alta motivación para sacar adelante su proyecto, aunque a veces, no sepan cómo hacerlo.

Ventajas:

Al igual que en la anterior, se puede reciclar toda la experiencia que se ha adquirido a lo largo de los años desarrollando su profesión.

Desventajas:

La anarquía. Si no sabes poner límites puede hacer que procrastines más de lo necesario y nunca saques tu trabajo adelante.

 

Vivir de su pasión

Una de las mayores motivaciones que tienen los emprendedores online, es poder vivir de su pasión. Es posible que tras años de experiencia en un área, descubras que tu pasión es bien distinta a la que has desarrollado.

Aquí encajan muchos emprendedores que deciden profesionalizar sus hobbys o simplemente, se dan cuenta que el trabajo que han desempeñado a lo largo de los años no les transmite nada, y deciden dedicarse a aquello que realmente les apasiona (por ejemplo, personas que han desempeñado trabajos administrativos y deciden dedicarse al diseño gráfico).

Ventajas:

Mayor motivación, compromiso al 100%. Estas personas tienen además otra ventaja, que es conocer 100% qué es lo que quieren ofrecer y qué es lo que su cliente quiere adquirir.

Desventajas:

Con el cambio de profesión, puede aparecer el síndrome del impostor y esto puede hacer que los miedos y las inseguridades aparezcan y hagan tambalear todo su proyecto online.

 

Conciliación 100% real

Muchas mamis (y papis) deciden emprender cuando ven que no pueden atender a sus peques como deberían porque la conciliación laboral con la vida personal no existe en las empresas “de toda la vida”. En muchas empresas, está mal visto que cojas una reducción de jornada, y mejor no hablemos del descanso por pa/maternidad.

Aunque parece que está habiendo cambios por parte del gobierno (al menos en lo relativo a los permisos por pa/maternidad), tiene que cambiar mucho todo para que la conciliación real en las empresas tradicionales sea un hecho y no sólo papel mojado o para mujeres, ya que poder coger la reducción de jornada o tener flexibilidad a la hora de entrar o salir del puesto de trabajo parece que sólo es para ellas.

Y hablando de cambiar las cosas, también deberían cambiar algunas de las preguntas que se hacen en las entrevistas de selección ya que no se a ti, pero a mi me preguntaron en las entrevistas que hice hace tiempo si tenía pareja o me planteaba tener familia en el futuro. Aclaro que esto es algo que es ilegal preguntar ya que es algo totalmente personal y discrimina a las mujeres sólo por el hecho de pensar en la familia.

Ventajas:

Poder conciliar al 100% y de forma real, salir corriendo o tomarte un día libre si tienes a tu peque malito o simplemente, poder disfrutar de ver crecer a tus hijos sin dejar de lado tu desarrollo profesional.

Desventajas:

Si no estableces límites, trabajar a deshoras y robarle tiempo a otras partes que también son muy importantes de tu vida como son el ocio o la vida social.

 

Vida de lujo

Anhelar la vida de lujo de los influencers o gurús sin tener ni idea de lo que quieres hacer es un arma de doble filo.

Si deseas establecer las bases de tu negocio online con la motivación de alcanzar la vida de lujo que algunas personas venden (ir en yates, recorrer el mundo, coches de lujo, etc.), tienes que hacerlo con mucho tiento.

Si piensas que tener un negocio online te va a dar una vida de lujo sin tener que mover un dedo, directamente no lo hagas porque no lo vas a conseguir y te vas a frustrar antes de que que pestañees.

Aquí es dónde puede aparecer el efecto halo del que tanto estudié durante mis años de carrera.

¿Qué es el efecto halo?

Hay personas que se endeudan por tener un bmw, o llevar un polo de Ralph Lauren (recuerda, centros comerciales como El Corte Inglés se auto-financian por el número de clientes que compran “a crédito”).

Tampoco dejamos de lado que haya personas que tengan ese efecto comprando dos coches, o televisiones en toda la casa, sólo por dar una imagen irreal, para mostrar o demostrar que tienen algo.

Por ese motivo, si tu motivación para emprender tiene más que ver con comprarte un coche de alta gama o el último modelito de Channel o Versacce, sólo te puedo decir una cosa:

Lo siento, debes bajar de las nubes, ya que un negocio online es algo serio, no el árbol del que crecen los billetes, además tienes que recordar una cosa, el dinero que llega fácil, se va más rápido todavía.

Ventajas:

Si trabajas duro, tienes una idea increíble y gastas con cabeza, es la opción ideal para poder emular a Bruce Wayne sin necesidad de convertirte en un murciélago volador que intenta salvar el mundo por las noches.

Desventajas:

Si no lo haces con cabeza, todo son desventajas. Si gastas más de lo que ganas y decides vivir por encima de tus posibilidades, es posible que cuando lleguen las vacas flacas y flojee el trabajo, tengas muchos problemas.

¿Para qué decidí emprender?

Bien, seguro que tras este artículo tenías dudas de mi para qué…

Pues te lo voy a contar en el siguiente vídeo, dale al play 😉


Cómo ves, decidí emprender online para poder ayudar a otras emprendedoras, poder trabajar en mi vocación y aprovechar todos los recursos de los que dispongo tras mis años de experiencia laboral gestionando y dirigiendo empresas de servicios.

 

Y tú, ¿te ves reflejada en alguna de estas razones? ¿Crees que me he dejado alguna importante por el camino? Si tu razón no se encuentra en las anteriores, cuéntanos en los comentarios para qué quieres emprender online y hagamos debate 😉

24 pildoras positivas para aumentar tu autoestima y la seguridad en ti misma

Suscribete a la newsletter y recibe contenido exclusivo.

Sólo por suscribirte recibirás las 24 píldoras positivas para aumentar tu autoestima y la seguridad en ti misma.

Consentimiento

¡Gracias por suscribirte a la newsletter! Recuerda confirmar tu correo electrónico y añadir la dirección a tu lista para no perderte nada ;)