Cuando creas que todo está del revés, cuando pienses que la mujer positiva que hay en ti ha desaparecido, ¡No desesperes!

A veces, cuando todo va mal dejas de creer en ti y llegas a pensar incluso que te estás volviendo loca, pero si tu misma dejas de creer en ti, cómo ya te he dicho en muchísimas ocasiones, no lograrás nada.

Por ello, hoy tengo la misión de hacerte pensar, y quiero que pienses en varias razones por las que eres una mujer positiva.

Así que abre tu mente y hazte esta pregunta:

mujer-positiva

¿Hay una mujer positiva en ti?

 

Seguro que si estás pasando por un mal momento, ni se te pasa por la cabeza hacerte esta pregunta. O mejor aun dirás que se me ha ido la cabeza sólo por haberla planteado.

Sí, es posible que me haya vuelto un poco “loca”. Pero te aseguro que en ti hay una mujer positiva, y puedes descubrirla antes de terminar de leer este artículo.

Porque te voy a dar 5 razones por las que eres positiva. Sólo 5, que a mi me han hecho pensar, y que te harán pensar y sentir que tu eres una mujer optimista.

 

5 razones por las que eres una mujer positiva

 

Has tomado buenas decisiones.

Decidir sacarte el carnet de conducir, estudiar algo que te motiva e incluso, ir a clases de ganchillo… Todas tus decisiones han sido acertadas porque te han llevado a lograr éxitos personales. Y profesionales.

Pero Nika, ¿qué pasa cuando tome una decisión que no era adecuada? 

En ese caso, tu decisión fue acertada igualmente. Quédate con lo que aprendiste, quizás una ruptura, un trabajo fustrante o un cambio de carrera profesional sólo fue un ensayo previo para llegar al punto en el que estás hoy. ¿Lo ves ahora?

Has logrado muchos éxitos.

Formar una familia, llevar adelante una empresa… Todo esto, con mucha calma y sin freno. Eres una mujer luchadora y que ha conseguido todo lo que se ha propuesto. Ahora, puedes estar de bajón, pero sin duda, has logrado muchas cosas a lo largo de tu existencia que ni siquiera tu lograbas imaginar, ¿no crees?

Sabes que en el fondo sólo es una mala racha.

Y cómo todas las rachas, es cíclica. Ahora estas mal, mañana, estarás mejor. Todo pasa, nada se queda de forma permanente. Y aunque tengas un momento de bajón, no debes quedarte ahí. Así que levanta la cara, y sal a comerte el mundo. ¡Tu puedes con todo!

No te rindes nunca.

Porque eres fuerte. A pesar de haber tenido momentos en los que pensabas que era mejor tirar la toalla con tu emprendimiento y volver a trabajar por cuenta ajena, cogiste el toro por los cuernos y seguiste adelante. Porque eso de rendirse, no va contigo.

 

Te has reinventado con los años.

Tu lema ha sido reinventarse o morir. Y de ser una mujer insegura, o que trabajaba mil horas en una oficina gris, has conseguido tener un negocio de éxito, aprender, trabajar en aquello que amas, y has salido adelante luchando por todo aquello en lo que creías.

Por ello, eres una mujer positiva.

 

Sabes perfectamente que podría seguir dándote motivos por los que eres una mujer positiva, pero este artículo sería eterno.

Por ello, si quieres ampliar la información del artículo de hoy, puedes obtenerla en mi nuevo e-book “Soy Positiva y tú también”, dónde te doy las claves para ser más positiva junto con los ejercicios que he ido utilizando a lo largo de los años.

Actualmente y hasta el próximo miércoles puedes llevártelo gratis si participas en este sorteo. Puedes descubrir el temario, las opiniones de las personas que ya lo han leído y comprarlo aquí directamente ¡Aprovecha ahora que tiene descuento especial!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies