Tras estas semanas de parón, vuelve la actividad en El de Nika con muchísimas novedades.

Ya adelante en el último post que estaba algo cansada, pero realmente tuve que parar porque no llegaba. Durante este último mes se han sucedido muchos cambios en el ámbito laboral en el que me muevo y sinceramente, no estaba para publicar un artículo que no te dijese nada, sabes de sobra que soy de las que prefieren la calidad a la cantidad.

Pero no he estado parada durante estos días. Si has seguido la fanpage habrás visto algún vídeo que otro, y, las imágenes inspiradoras que día tras día te llevan un consejo positivo. Además, cómo puedes comprobar hoy estreno nueva cabecera y he publicado una nueva versión actualizada de la página sobre mi. Pronto habrá más cambios 😉

Y tras este pequeño resumen de lo que he ido haciendo durante este tiempo, creo que ya va siendo hora de hablar sobre el tema elegido para los Lunes Positivos de esta semana, la actividad, y la importancia que tiene para que conectemos con nuestro ser positivo.

Lunes Positivos - Actividad

 

¿Qué tiene que ver la actividad con el positivismo?

A la hora de tener una actitud positiva es muy importante que la actividad que estamos realizando esté encaminada a un objetivo concreto.

Si practicamos una actividad que no nos ayuda nada, que nos hace sentirnos inútiles y es contraria a nuestras creencias vitales, nos sentimos desmotivados y es posible que llegues a quemarte muchísimo, tanto incluso que llegues a odiar lo que haces. Por ello, es mejor que dejemos de lado esa actividad y pasemos a otra que pueda ser más atractiva y productiva para nuestro futuro.

Por experiencia sé que cuando hacemos algo por obligación acabamos dejándolo de lado y sintiéndonos frustrados. Cómo decía antes, la desmotivación va de la mano con estas actividades e incluso la procrastinación puede llegar a formar parte de tu vida. Y yo te pregunto, ¿si has llegado a este punto con cualquier área de tu vida, de verdad te merece la pena seguir así?

Es mejor que cuando hagas cualquier actividad te centres
 en las que aportan una mayor calidad de vida y felicidad.

¿Cómo averiguar que esa actividad no es para mí? 

Es muy sencillo. Si practicas una actividad que no te dice nada, que te hace sentir inútil y al terminarla sientes que has perdido todo ese tiempo que has invertido en ella, esa actividad no es para ti.

Si haces algo y sientes que has perdido el tiempo: eso no es para ti. #actividad #lunespositivos - piopialo

Powered by Vcgs-Toolbox

Es posible que hagas algo que te gusta pero que por cuestiones externas a ti mismo, no te motive. Por ello, te daré unos trucos para que puedas positivizarlo y volver a coger el gusto por lo que haces…

 

¿Cómo puedo positivizar una actividad?

El positivismo tal y como lo traigo en estas entradas, es la oportunidad para que cualquier actividad, hagamos lo que hagamos, esté en consonancia con aquello que nos hace sentirnos mejor al final de la jornada. Si nos sentimos como si no hubiéramos sido felices a lo largo del día es mejor que evaluemos al 100% lo que hemos realizado y cambiemos aquello que no nos ayuda a ser más activos y felices.

Para ello, hoy te traigo estos tips para positivizar cualquier actividad que realices, ya sea laboral o estudiantil.

6 TIPS PARA POSITIVIZAR CUALQUIER ACTIVIDAD DE TU DÍA A DÍA

 

Haz lo que te gusta.

Si estudias o trabajas en aquello que te gusta, es más probable que acabes el día de forma feliz por dos motivos: primero, afrontas la jornada con un mayor positivismo y ganas. Segundo, cuando acabas sientes que el tiempo invertido ha sido productivo y ¡Eso se nota!

Tu mente estará abierta a nuevas experiencias 
relacionadas con tu carrera profesional.

 

Organiza bien tu día a día.

Es primordial que organices bien tu día a día y no dejes ninguna tarea a medias. Para ello anota todas las cosas que tengas que hacer en tu agenda y da prioridad a las tareas más urgentes y tediosas. Elije realizar primero aquellas que te van a llevar más tiempo, y si ves que no llegas, deja las menos urgentes para mañana.

Divide tus tareas, organizarlas de más a menos
 urgentes y haz primero lo prioritario.

 

Ten marcados unos horarios y ¡Cúmplelos!

Esto es lo más importante que tienes que hacer, hagas la actividad que hagas. Cumple los horarios previstos tanto si estudias como si trabajas, y no te los saltes por nada del mundo. Vale, es posible que surja algún imprevisto pero no te quedes más horas de las necesarias en la oficina o la biblioteca, tu mente lo notará y será a peor.

Cumple los horarios y no te quedes más tiempo
 del necesario: tu mente lo agradecerá.

 

Evita las distracciones.

A veces puedes tener un imprevisto, pero no hagas de las distracciones un hábito. Cuando trabajes o estudies, sobre todo si lo haces en casa, pon el teléfono en silencio, apaga las redes sociales y el correo electrónico. Evita todas las distracciones posibles y pide a los demás que no te molesten. Si ha pasado algo muy urgente no quedará más remedio y te lo dirán. Sino, todo lo demás lo verás en tus descansos.

Silencia tu teléfono y no te distraigas: 
te concentrarás mejor y rendirás más en menos tiempo.

 

¡No te saltes los descansos!

Tanto si estudias como si trabajas, es absolutamente necesario que cada cierto tiempo pares y tomes un descanso de cinco minutos. Para estirar las piernas, relajar la vista y sobre todo, desconectar tu mente durante un ratito. Cuando iba a la universidad recuerdo que cada hora y media paraba unos diez minutos, lo justo para tomar un café, comprobar el móvil y ver si me había llamado alguien o contestar sms (en mi época whastapp no existía). También aprovechaba para hablar con mi madre si estudiaba en casa o con los amigos si iba a la biblioteca.

Los descansos son muy importantes, en el trabajo 
te ayudará a seguir con más fuerza y sobre todo, 
no cargues tu vista si trabajas con el ordenador.

 

Desconecta.

Si trabajas desde casa o estás estudiando, es muy importante que una vez finalizada la jornada, desconectes al 100%. Y para ello, lo mejor es que charles de cualquier cosa con tus familiares o compañeros de piso, veas una serie o peli que te guste y motive y sobre todo, relajes tu mente.

Si tu mismo sigues dándole vueltas al tema que tienes entre manos, 
no lograrás desconectar y mañana lo pasarás peor.

 

Cómo has podido ver, estos consejos son aplicables tanto en el ámbito estudiantil cómo en el laboral, y te van a servir tanto si trabajas en una oficina cómo desde casa. También los puedes aplicar si tienes un blog y quieres rendir más cuando te sientes frente a la pantalla.

 

Y tu, ¿has aplicado alguno de estos tips en tu vida? ¿Conoces alguno más? ¿Eres de los que positivizan la actividad que realizan? ¿Mandas todo al carajo si no te gusta lo que haces? ¿Te has planteado luchar por tus sueños? ¿Y hacer que lo que te gusta sea tu forma de vida?

¿Te gustaría enterarte de todas las novedades?

Sólo por suscribirte recibirás el ebook "5 pasos clave para positivizar tu emprendimiento", contenido exclusivo y te enterarás la primera de todas las novedades.

¡Gracias por suscribirte! Recuerda confirmar tu correo electrónico (si no lo encuentras revisa la carpeta spam o promociones) y añadir la dirección a tu lista de correo para recibir el ebook y empezar a estar al día de todas las novedades ;)