Lo siento para aquellos a los que no les gusten las fiestas de Navidad y fin de año, pero las tenemos prácticamente encima.
Acabo de ver el calendario y me he fijado que el próximo Jueves será Nochebuena y el siguiente Nochevieja.
Aun así, voy a estar por aquí dando guerra, y aunque aun no tenga pensado el tema que publicaré, ambos días habrá publicación de #elpostdelosjueves.

Y realmente, quiero contarte que el post de hoy no está planificado.

De hecho, llevo un buen rato frente al ordenador y no termino de sacar una idea.

¡Ojala fuera tan sencillo cómo cuando redacto el post de los Lunes!

Es que cuando hablo de positivismo las ideas surgen una detrás de otra y aunque me tire varias horas frente al ordenador escribiendo, aparecen también ideas para las semanas siguientes.

Y estas las anoto.

Tengo una libreta bien cerca en la que apunto todo lo que se me ocurre respecto a este tema.

Pero últimamente no hay manera con los jueves.Al hablar de un tema libre, si sigues este blog desde los comienzos sabrás que trato cualquier temática que me guste y he tocado varias desde el principio en este sitio, y por esa razón me cuesta un poquito más.

Pero no te asustes, no es por falta de ideas.

¡Tengo demasiadas!

Lo malo es elegir sobre qué hablar cuando tienes varias temáticas, aunque para el tema de posicionamiento web, esto no es muy bueno (si sabes algo sobre el tema, sabrás que a google le gusta que esté todo bien ordenadito y no se mezclen temas en un mismo sitio), a mi me gustan los blogs que cómo el mio, muestran un poquito de todo.

#elpostdelosjueves - No dejes de escribir
Imagen obtenida en picjumbo

Pero si es por escribir, yo soy de las que se enrollan como las persianas y es algo que me gusta mucho desde siempre.

No recuerdo bien si en el cole con las redacciones era buena o no, pero admito que los exámenes en la uni en los que las preguntas eran de desarrollo eran mis favoritos.

Recuerdo que en una asignatura entregué dos cuadernillos de los que nos daban escritos por las cuatro caras cada uno,

¡Seguro que la profe se durmió leyéndolo!

De hecho, en el blog que tuve hace años (y que desde que creé este está oculto) escribía.

Pero no de escribir un relato o poesía, que si, había.

Sino que lo utilizaba más como un diario e intentaba transmitir lo que me sucedía, lo que me indignaba, lo que amaba…

Si un día me animo, traeré una de esas entradas que hacía a ver qué te parece la Nika de hace 8-9 años.

Por ello, desde que creé en Agosto de 2013 este rinconcito que tan buenos y grandes momentos (y personas) me ha dado, he decidido no dejar de escribir.

Siempre hay algo de que hablar, aunque las musas no estén presentes.

Quizás si te centras en una sola temática te agobies si un día no aparece una idea, me ha pasado mil veces.

Pero ya eso no importa.

Quiero dejar bien claro que primero escribo este blog por mis lectores, y quiero que aquellos que lo lean les guste lo que se encuentran aquí.

Y segundo, lo escribo por y para mi, pero sin necesidad de agobiarse, de obsesionarse. Si un día no publico porque no puedo o tengo algún problema de cualquier índole, ¡No pasa nada!

Tras más de dos años alimentando este sitio web me he dado cuenta de varias cosas que quiero compartir contigo sobre escribir un blog, o cómo lo llaman desde hace un tiempo, blogging:

1- El contenido que hay que crear tiene que ser original y realmente interesante. Ya que si copias, no te valdrá de nada, ni en cuestión de SEO ni en credibilidad.

2- Tienes que estar motivado para escribir. Si escribes de forma automatizada, sin motivación lo acabas transmitiendo. Y eso lo leen los lectores y se acabarán yendo.

3- No fuerces tu cabeza. Muchas veces, nos forzamos a hacer las cosas. Si no te apetece escribir, si has tenido un problema y no has podido programar un post o simplemente, no aparecen las musas, no te fuerces. Te dará más dolores de cabeza que tomarte un día libre.

4- Toma unas vacaciones. Al igual que con los estudios y el trabajo, en esto de ser blogger hay que tomarse unas vacaciones.

Si sientes que no tienes ganas de seguir escribiendo, tomate unas vacaciones, una semana o varias. Yo misma lo hice este año, dejé de publicar varios días en semana y pasé sólo a publicar los post de los Lunes durante unos meses, incluso en Septiembre estuve dos semanas sin publicar. Es mejor desconectar y tomar un respiro que acabar quemada.

5- No es una obligación. Al menos en mi caso, el blog es mi mayor hobby.

Y si, a todos nos gusta escribir y que nos lean, pero tenemos que tener bien claro que no es una obligación, lo hacemos por gusto y si sientes que ya no te aporta nada, es mejor que tomes un respiro o directamente lo dejes. Pero no te obligues a hacer algo que no quieres.

Y con consejos así podría estar horas y horas…

De hecho, este post es uno de los más largos que he escrito últimamente.

Y si te ha gustado y quieres que te cuente más truquitos de blogger a blogger, o te apetece que te cuente algo sobre mi experiencia en el mundo de los blogs, sólo tienes que pedir por esa boquita y se hará realidad.

Además a mi me vendría muy bien para no tener que dejarme los sesos eligiendo una idea, ¡Sería la tuya!

Por cierto, ¿añadirías algún consejo más a este listado tan básico?

Un beso enorme y ¡Muchas gracias por estar ahí!

 

24 pildoras positivas para aumentar tu autoestima y la seguridad en ti misma

Suscribete a la newsletter y recibe contenido exclusivo.

Sólo por suscribirte recibirás las 24 píldoras positivas para aumentar tu autoestima y la seguridad en ti misma.

Consentimiento

¡Gracias por suscribirte a la newsletter! Recuerda confirmar tu correo electrónico y añadir la dirección a tu lista para no perderte nada ;)