ser positiva en navidad

Para mi, ser positiva en navidad es sencillo. No sólo porque mi estado natural sea la positividad, sino porque algunas de mis fechas favoritas del año se encuentran en está época.

Días como Nochebuena, Nochevieja o la noche de Reyes (cabalgata incluida), hacen que la magia se traslade hacia nuestros corazones y veamos la Navidad de forma diferente. Sobre todo cuando hay niños en nuestros hogares, o cuando nos atrevemos a dejar salir a nuestra niña interior, cómo sucede en mi caso.

¿Por qué he decidido contarte esto? Porque estos días, en el grupo privado de trabajo algunas chicas han realizado la siguiente pregunta y he decidido contestar todas vuestras dudas a través de este artículo especial con la colaboración de 7 expertas en el área:

 

¿Cómo puedo ser positiva en navidad?

Está claro que no todas las personas podemos ser positivas en estas fechas. Esto se puede deber a:

  • Odio infinito a estas fechas, debido a momentos desagradables que se vivieron en la infancia
  • Personas que están pasando por una mala racha personal o laboral
  • Perdidas de personas muy cercanas durante estas fechas o recientemente

Ahora que sabemos algunas de las causas que pueden hacerte sentirte como si fueses el “grinch” de tu familia, quiero hacerte un par de preguntas…

 

¿Por qué la navidad te agobia?

Hay personas a las que le agobia especialmente estas fiestas, bien sea por alguna de las causas anteriormente descritas, o a causa de otras que he pasado por alto.

Si cada final de año te sientes con una mayor ansiedad o con un nivel de frustración más elevado, te recomiendo que hagas el siguiente ejercicio:

Coge lápiz y papel y escribe una lista de pros y contras que tiene el final de año para ti. Piensa bien tu respuesta y en el margen de la hoja escribe cómo mejoraría cada situación. Con ello, lograrás conocer qué es lo que más te molesta y aquello que tu misma puedes modificar.

 

¿Piensas que es una época de falsedad?

Existen personas que sienten que es el mismo cuento de siempre y ser positiva en navidad es inviable: cenas de empresa, reuniones con familiares de los que no tienes noticias a lo largo del año, etc.

Si piensas que es una época de falsedad y no te queda más remedio que actuar por el bien de tu puesto en la compañía o no darle un disgusto a tus mayores, te entiendo completamente. Es algo que no se puede evitar y si tienes claras tus prioridades o creencias, yo no soy quién para cambiarlas.

No obstante, sobre todo cuando hay niños en casa la mayoría de los padres procuran que las navidades sean diferentes, buscando la forma más sencilla para volver a disfrutar de las fiestas en familia.

 

¿Cómo afrontar la navidad de forma positiva?

 

Por mi parte, te voy a ofrecer 4 consejos infalibles para ser positiva en navidad. ¡A mi no me fallan!

No discutir

Lo creas o no, muchísimas personas acaban discutiendo en el transcurso de las cenas o comidas en familia. Pueden ser riñas tontas que si no se aclaran pronto, podrán agrandarse más y más con el paso del tiempo.

Por ello, la mejor opción es no discutir. No busques quedar por encima de los demás cuando se trate un tema delicado en el transcurso de estos días y busca dar tu opinión de forma sincera, respetando los diferentes puntos de vista que tengan los demás y sobre todo, respétate a ti misma para ser positiva en navidad.

A veces es mejor morderte la lengua que arrepentirte por las palabras que has dicho y en realidad, no querías decir.

 

Disfruta del momento

Aunque ahora que lo lees te parezca banal, lo mejor es que disfrutes del momento junto a tus familiares, e ignores los comentarios mal intencionados que los demás realicen para provocarte. Ríe, canta, baila y llora de felicidad si es preciso.

No darle importancia a las palabras necias que algunas personas vierten es la mejor forma de disfrutar las navidades en familia.

 

Aprende

Ahora es el mejor momento para aprender. Si hay niños en casa, procura pasar tiempo de calidad con ellos: juega, habla y aprende de todas las enseñanzas que los más pequeños puedan ofrecerte.

A veces, los niños son un pozo de sabiduría sin fondo. Aprender de ellos es la mejor forma de aprender a disfrutar nuevamente de la magia que la navidad nos trae.

 

Relájate

Si notas que la ansiedad se apodera de ti, si la frustración vuelve a tu vida antes de acudir a las reuniones familiares, mi consejo es que busques un lugar cómodo dónde relajarte. Cuenta hasta 100, respira profundamente e incluso busca meditar pensando en lugares que te hagan sentir segura.

Si prácticas alguna técnica de relajación antes de acudir a las reuniones familiares, tienes más posibilidades de salir airosa de ellas. ¿A qué estás esperando para relajarte desde este mismo momento?

7 expertas nos cuentan sus secretos para ser positiva en navidad. 

He sido un poco traviesa y les he realizado a todas las siguientes preguntas:

¿Crees que la navidad puede ser positiva? ¿Qué consejo le darías a una persona que no encuentra el lado positivo a estas fiestas?

Ahora, te dejo paso con ellas y con sus respuestas, ¡Espero que te sean de utilidad y logres ser positiva en navidad!

Ana Díaz

ana diaz

Soy Ana Díaz, entusiasta del ser humano por su potencial para sacar lo mejor de sí mismo cuándo así se lo propone.Soy coach, experta en valores, y psicóloga. Puedes encontrarme aquí.

Mi propósito: Acompañar a aquellas mujeres que quieran quitarse la etiqueta de “superwoman” como hice yo hace unos años. Mereces ser feliz y disfrutar tu etapa vital sin el peso de una mochila que en muchos casos cargas de forma inconsciente.Soy el faro que te ilumina para incrementar tu autoestima, reconocer tus valores, identificar tus emociones para ponerlas a tu servicio. En definitiva, que SEAS TU MEJOR VERSIÓN!

Para mí la Navidad es y debería ser positiva, ¿Por qué?

–  Por ser uno de los momentos del año que nos permite re-encontrarnos con nuestros seres queridos que no vemos habitualmente.

–  Por el re-encuentro con amigos que residen lejos de nosotros y de su hogar.

–  Por ser fechas mágicas para vivir con niños pequeños en casa.

–  Por el  gran deleite  de ver  sonreír a los más pequeños  cuando ven iluminadas las calles y adornos navideños en tiendas y plazas de ciudades y pueblos.

¿Recuerdas cómo te sentías tú de niñ@ cuándo se acercaba la navidad? ¿Qué recuerdos vienen a tu memoria?

Personalmente me encanta pasear por el centro de mi ciudad, Madrid, el día de Navidad. Tiene un encanto que me gusta repetir año tras año.

¡Cuánta emoción despierta la Navidad! ¿Siempre son emociones positivas? ¿Qué te sugiere a ti la Navidad?

También es lícito no adorar las Navidades, hay muchas personas que por uno u otro motivo no le sacan el lado positivo.

Para ellas y para tod@s qué leáis esto os dejo un regalito para que al finalizar el año 2017 tengáis un buen sabor de boca.

Toma una caja de galletas o de cacao, ten papel y bolígrafo a mano para ir anotando todas aquellas experiencias positivas que vayas viviendo en tu día a día.

Céntrate en los momentos que son de alegría y disfrute para ti y con qué personas los has vivido.

Cuándo finalice el año y leas estas experiencias te darás cuenta que a pesar de los malos momentos que hayan podido suceder, también hubo grandes historias que viviste.

Mi recomendación para “sobre vivir” a la NAVIDAD:  vivirla con serenidad, disfrutando lo bueno que nos traigan estos días junto a aquellos que queremos y nos aman.

En la medida de lo posible deja lejos los sentimientos negativos que evoquen estas fechas, empieza a escribir tus “momentos felices” cómo puede ser una llamada telefónica de alguien especial, el reencuentro con amigos, etc.

En definitiva, saborea los momentos agradables que vivas estos días, no te quedes con las malas experiencias y Por supuesto:

“TE DESEO UNA ESTUPENDA NAVIDAD LLENA DE MAGIA, COLOR, ALEGRÍA Y BUENAS INTENCIONES PARA SER TU MEJOR VERSIÓN”

 

Noemi Feliu

Mi nombre es Noemí Feliu, soy músico y coach y me dedico a ayudar a las personas a liberarse de miedos y bloqueos y que puedan expresarse con libertad y confianza ante el público para alcanzar todas sus metas profesionales. Puedes encontrarme en mi web.

Claro que puede ser positiva. Es una época de celebraciones familiares, de risas y juegos con los niños de la casa convirtiéndote por un momento en uno más, recordando tu infancia y la ilusión con la que vivías la Navidad. Es tiempo de reencuentros, de regalos, de sorpresas, de fiesta… de experiencias que nos alegran el corazón y el alma.

Entiendo que todo esto que acabo de describir puede que no te resulte atractivo ni festivo, que no te apetezcan reuniones familiares o celebraciones con compañeros de trabajo… O te acuerdes de los seres queridos que ya no están a tu lado y esto te entristezca más que te alegre, pero siempre hay una navidad que celebrar para cada uno.

Encuentra la tuya. Siente qué es lo que te hace bien, lo que vibra en ti, lo que te apetece hacer de verdad, no por quedar bien con unos o con otros. Vive la Navidad que quieras, a tu manera, pero eso sí, que te haga feliz.

Céntrate en los detalles que llenan tu alma de energía, de amor, de plenitud, de satisfacción, de alegría. Observa lo bueno que tienes a tu alrededor. Puede ser una pequeña flor en tu escritorio, la risa de un niño, el roce de tu mano con la de tu pareja, la nieve blanca…

Piensa en todo lo que tienes que te hace la vida más fácil y agradece a quien sea, a Dios, al Universo…por todo lo que recibes cada día al abrir tus ojos por la mañana, porque créeme, es mucho.

 

Ines del Carmen de doña Palabra.

 

Soy arquitecta. Hace tres años que decidí frenar el ritmo y aprender a dedicarle a cada cosa el tiempo que se merece para poder disfrutar mucho mejor de ellas y de todo lo que el día me ofrece. Desde entonces soy mucho más feliz y acepto de manera más sana las situaciones. Me puedes ver en mi blog si quieres impregnarte del movimiento slow que lleva este hogar tanto offline como online.

Para mi, la navidad es muy positiva, pero no por lo que nos “venden” que ha de ser la Navidad. Sino porque este momento significa para mí el fin y el principio de otra nueva etapa en mi vida. Aprovecho esta época para hacer balance y para cerrar asuntos pendientes. Eso incluye reuniones pendientes con familiares y amigos.

Como en cualquier otro momento del año, disfruto del día y anoto en una pequeña libreta algo destacable de él: un olor, un sonido o una canción, una frase oída o leída, un sabor… Estas fiestas son fuente inagotable de casos especiales para ello.

La Navidad no tiene porqué ser diferente al resto del año. Trata de escucharte y averiguar qué es lo que realmente te estaba entristeciendo. Ser realmente consciente puede ayudarte a actuar como mejor consideres.

Haz balance de cómo ha sido tu año, puedes apuntarlo en un pequeño diario. Alégrate de todo lo bueno y aprende de lo malo. A partir de todo ello puedes escribir nuevos propósitos realistas para el nuevo año.

Rodéate de buenos amigos y seres queridos. Lo bueno no es la cantidad, sino la calidad de sus besos y abrazos. Comed juntos, sin necesidad de preparar nada especial ni decoración ni regalos.

Si como nosotros echas de menos a alguien, te recomiendo que no evitéis hablar de él o ella. Tenedlo presente con anécdotas divertidas y alegres que compartisteis o viendo fotos que antes evitabas. Entre todos podéis conseguir sonreír y recordarle con cariño.

 

Raquel Aldana

raquel aldana

A través de mi web, me dedico a ayudar a emprendedoras a que aprendan a gestionar una marca personal que les permita diferenciarse de su competencia y también asesoro a mujeres que quieran iniciar un negocio online.

Para mí la respuesta es sí, la Navidad es positiva.  Muchas personas hemos tergiversado el verdadero sentido de la Navidad.  Nos hemos perdido en los regalos, las compras, la comida, la ropa y muchas otras cosas que son irrelevantes.

“Navidad es un término de origen latino que significa nacimiento, y da nombre a la fiesta que se realiza con motivo de la llegada de Jesucristo a nuestro mundo”.

Así que si tomamos esto como punto de partida para pensar en que si la Navidad es positiva, claro que lo es.

Aquí entramos a un tema conflictivo porque si la persona no encuentra el lado positivo de la fiesta es porque no cree en Jesús.

Entonces el consejo que podría dar es tener empatía hacia los demás.

Y poner en práctica la frase célebre del político mexicano Benito Juárez, Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz

 

María González

 

Soy María, una cántabra del montón que vive cada día dispuesta a exprimirle el jugo a la vida y de ver la parte positiva de cada momento. Soy Licenciada en Psicología Clínica y tengo un máster en Coaching.

Ver y escuchar verdaderos problemas cada día ha hecho que aprenda a valorar lo verdaderamente importante y a ver el lado bueno de cada situación. Además, ahora me he sumergido en un proyecto vital que llevaba tiempo en mi cabeza y por fin me he lanzado a hacerlo realidad.

He creado Desaprende, una web donde ofrezco cursos online sobre temas relacionados con la Inteligencia Emocional, sobre todo enfocados a padres y madres para ayudarles a gestionar mejor sus emociones y con ello, gestionar mejor las relaciones con sus hijos enseñándoles y ayudándoles a que comprendan y manejen mejor sus emociones, mejorando así las relaciones familiares.

Esta web complementa los talleres y cursos presenciales que doy en mi provincia sobre estos temas o sobre los que me pidan a demanda, ¡que la hipoteca hay que pagarla! ;).

Rotundamente sí, incluso para quienes no les gustan estas fechas. Todas las situaciones o hechos pueden ser positivos, tan sólo necesitamos saber encontrar la  perspectiva para sentirlo y verlo así. Para quienes les gustan las Navidades esto es fácil. Y para quienes las aborrecen, también puede serlo si saben abrir su mente y ver los beneficios que les pueden aportar estos días entrañables y nostálgicos.

Uno muy visual: coge boli y papel, escribe un listado de las cosas objetivas que no te gustan de las Navidades, como por ejemplo: tener que cenar con familiares que no me agradan, comprar regalos por compromiso, o comprarles con gusto pero quedarnos con la cuenta a cero, echar de menos a los que ya no están o uno muy típico, la falsa alegría y dudosa amistad de la gente en general.

Cuanto más precises lo que no te gusta mejor. Con la lista ya hecha, pon al lado algo bueno de cada uno. Siguiendo con los ejemplos: cenar con familiares desagradables – poder compartir momentos con familiares a los que sí quieres y que no ves tan a menudo como te gustaría; echar de menos a los que faltan – poder dedicar momentos a pensar en ellos, cosa que en el día a día no hacemos por falta de tiempo, recordarles con cariño, regodearnos en la nostalgia (vivir las emociones es sano, aunque a veces nos duela, no debemos recharzarlas), sentirnos felices por todo lo vivido y disfrutado con ellos, por lo que nos enseñaron…; la tan popular falsa alegría – sea falsa o no, disfrutar de la alegría de los que queremos, si están felices, nosotros también, alegrarnos por verles así.

Seguro que de cada hecho negativo podemos sacar algo positivo, tan sólo hay que pararse un rato a reflexionar y dejar que nuestra mirada cambie de perspectiva.

Además, podemos hacer una columna más: al lado de cada situación, podemos escribir en qué afecta en realidad en nuestra vida ese hecho que tan poco nos gusta. ¿Tanto modifica nuestra vida, nuestros objetivos y metas, tanto altera las cosas que nos hacen felices el tener que compartir un rato y un mantel con ese cuñado al que no podemos ver? Realmente no, porque pasado ese rato, los que nos quieren, nuestras rutinas, nuestros sueños, seguirán siendo los mismos.

Si es algo que no altera nuestra felicidad, no merece la pena perder energía en molestarnos por ello. El tiempo pasará, la cena terminará, y nuestra vida continuará siendo la misma. Así que, sólo me queda decir que coge ese listado y disfruta de las fiestas. ¡Positiva Navidad a todos!

 

Paloma Hornos

paloma-hornos

Dirijo el gabinete de coaching emocional GESTIÓN EMOCIONAL, en el que enseñamos a las personas herramientas para gestionar sus emociones, combatir la ansiedad y el estrés, fortalecer su autoestima.. trabajamos para enseñarte el modo de mejorar en general tu vida y sobre todo tomar mejores decisiones. Nuestro lema es “Decide TÚ, no permitas que sean tus emociones quienes dirijan tu vida”

Soy Técnico superior en Naturopatía y Terapias Complementarias,  miembro de la Asociación Profesional Española de Bioterapia; Terapeuta de Reiki y  de Técnicas Energeticas, miembro de la Asociación Nacional de Terapeutas en Técnicas de Libertad Emocional; miembro profesional y asesora técnica de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades (AESAC); hipnoterapeuta y formadora de Inteligencia Emocional, Coaching Emocional, Expresión Corporal,  Mindfulness, Yoga infanto-juvenil y Neurodanza; creadora del Método LoosEStresS© para la gestión del estrés.

Escritora y articulista para diversos medios en España y Latinoamérica, imparte cursos y seminarios de desarrollo personal como vía de superación, trabajando las emociones en libertad.

La Navidad, como cualquier otra fecha, como cualquier otro día, puede ser positiva o no, solo dependerá de como Tú elijas vivirla.

Es cierto que lo que comenzó siendo unas fechas para hacer llegar tus mejores deseos a quienes te importan se ha convertido en fechas de consumo, de obligaciones debidas, de compromisos ineludibles… fuente de muchos conflictos, pero puedes dejarte atrapar por ello o recordarte a ti misma la esencia de esas fechas: AGRADECER.

Sin duda existe ese lado positivo, no te dejes atrapar por las luces y los espejismos y, como decía, AGRADECE.

Hasta en los momentos más difíciles existe un motivo para el agradecimiento: por lo que te enseñado una situación, por haberte permitido caer en la cuenta de cosas, por los que siguen contigo y por los que “por fin” salieron de tu vida, por seguir en la brecha o por haberte salido de ella….

Agradece, comparte…  comparte sonrisas o lágrimas, miradas, momentos que no tienen que ser felices por obligación, sino tus propios momentos estés en el punto anímico que estés.

Ese es el espìritu de la Navidad: no el que enciende luces y canta villancicos, sino el que te ofrece la oportunidad de compartir y agradecer.

Alexa Dacier

alexa-dacier

Soy Alexandra Dacier, psicóloga y creadora de contenidos emocionales. Soy fiel predicadora de la actitud positiva y en mi espacio puedes  encontrar contenidos para darle vida y color a tus emociones.

 

No podemos negar que estas fechas para muchos es una fecha en la cual la nostalgia y la tristeza se hacen presentes. Es una época de análisis para muchos y a veces esos análisis no suelen ser  positivos.

Yo considero que estas fechas pueden ser positiva si en realidad queremos que lo sea, todo depende con que actitud queremos aceptar y disfrutar de estas fechas.

Como consejo lo primero sería:

1-Espiritu de gratitud: no me gusta hacer comparaciones, pero somos unos agraciados por seguir de pie a pesar de muchas cosas que de seguro hemos vivido en este año. Analiza que cosas te sientes agradecido hasta ahora.

2- Aceptar: muchas veces nos llenamos de tristeza en estas fechas solo por hecho de cuestionar aquellas cosa que quisimos lograr y no lo hicimos.

3- Disfrutar: Preocuparnos de más nos hace daño, la tarea radica en aprender a disfrutar de estas fechas con nuestros seres queridos.

 

Tras leer este artículo, quiero hacerte una pregunta:

¿Te atreves a ser positiva en navidad y volver a disfrutar de la ilusión? #viviendoenpositivo - piopialo

Por último, me gustaría que plasmaras tu opinión sobre este tema en los comentarios y pienses seriamente si crees que ser positiva en navidad es algo que se hace o se nace con ello. Por cierto, ¿Cómo afrontarás estas Navidades?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: