¡Buenos días!

 Un Lunes Positivo más estoy por aquí para traerte un poquito de ilusión y positivismo, para que iniciemos una semana sin preocuparnos de todo lo malo que nos sucede. Como siempre digo, hay que mirar los problemas desde otro punto de vista y darles la vuelta, y que mejor manera que con un nuevo consejo positivo. ¿Te quedas a conocer el que traigo hoy?

Salir adelante

Lunes Positivos - Salir adelante

A veces, y por sorpresa sucede a nuestro alrededor una serie de cambios que ya sea para bien o para mal, nos deja en estado de shock. Muchas veces, a esto se le puede añadir una situación ya sea laboral o estudiantil que no sea del todo agradable, y que hace que nos afecte aun más.

Y cuando estamos sumidos en ese estado de desesperación, no hay nada que nos haga salir de allí. A no ser que le pongamos un poquito de fuerza de voluntad.

 Y aunque nos apetezca más estar metidos en la cama, tapados con la manta hasta arriba (incluida la cabeza), tenemos que ponerle ganas y hacer lo que sea para salir del agujero sin retorno en el que hemos entrado.

Cuando la depresión y la tristeza nos abraza de forma que no podamos salir de ella, una vez que hemos visto que hemos tocado fondo y creamos que no podemos volver, tenemos dos opciones: seguir hundiéndonos más o luchar por intentar salir. Y en ese momento tenemos que pedir ayuda.

 Y lo más difícil, es pedir ayuda. Ya que nos podemos sentir apáticos, sin ganas de hablar con nadie y reducir nuestra vida social al mínimo. Y la idea de ir al psicólogo nos parece abrumadora, ya que puedes pensar que «es reconocer que existe un problema». Pero es lo mejor que puedes hacer.

Una vez que pides ayuda, que acudes a un especialista y le explicas lo que te pasa puedes sentirte un poco raro, pero a partir de ahí puedes tener la sensación de que controlas más la situación.

Con el tiempo ves que poco a poco vas saliendo adelante y aunque los problemas que te llevaron a esa situación siguen ahí, los enfocas de otra manera. Y vas sintiendo que de nuevo eres tú, y te miras al espejo y vas viéndote. En ese momento, es cuando sabes que has tomado la decisión correcta.

Por ello, hoy te pido que si estás sumido en la tristeza, si la depresión se a apoderado de ti, hables con tu médico de cabecera y le pidas ayuda. Ir al psicólogo no es malo ni va a hacer que seas «peor persona», sólo es una forma de ayudar a que tus ideas se pongan en orden y puedas salir del bucle en el que has entrado. Y es la mejor manera de ayudarte a ti mismo.

Deja a un lado la desesperación, pon orden a tu vida y si te encuentras en un punto de tu vida en el que no puedes hacer nada para salir adelante, ve a un especialista.

¿Qué te ha parecido el consejo de hoy? ¿Te has sentido alguna vez cómo la situación descrita? ¿Has ido a un psicólogo alguna vez? ¡Cuéntanos tu experiencia para poder ayudar al resto de lectores!

 

¿Te gustaría enterarte de todas las novedades?

Sólo por suscribirte recibirás el ebook "5 pasos clave para positivizar tu emprendimiento", contenido exclusivo y te enterarás la primera de todas las novedades.

¡Gracias por suscribirte! Recuerda confirmar tu correo electrónico (si no lo encuentras revisa la carpeta spam o promociones) y añadir la dirección a tu lista de correo para recibir el ebook y empezar a estar al día de todas las novedades ;)